Que tus peludos favoritos no limiten tu seguridad

*** Si tienes una mascota en tu hogar con toda seguridad has escuchado alguna vez la falsa tesis de que no puedes tener un sistema de seguridad con alarma. La razón; básicamente las falsas alarmas que podrían generarse. A continuación algunas soluciones inteligentes que puedes poner en práctica para no quedarte sin seguridad en tu propiedad***

Tu mascota es más que un animal divertido. Estamos muy conscientes de que es parte importante de la familia e inclusive tu mejor amigo. Solo quien tiene una mascota puede llegar a entender el gran valor que estos seres peludos pueden llegar a tener dentro del hogar y más si es un miembro activo de la familia.

Un aspecto importante que analizar cuando se tiene una mascota es precisamente la necesidad de cuidarla. En las redes sociales, el Internet, medios de comunicación y otras formas de interacción mucho se debate constantemente sobre las mascotas y las alarmas. De hecho, se dice que estas son enemigas y que por ninguna razón pueden estar juntas en el hogar.

Sin embargo, al respecto existe actualmente bastante desinformación. Por más que las compañías que prestan servicios de seguridad en España se han esforzado enormemente por demostrar lo contrario, no es demasiado lo que se sabe de la posibilidad de que tu mascota y tu sistema de alarmas puedan convivir.

Sin embargo, debes saber que esto si es posible gracias a los adelantos tecnológicos. Por ninguna razón debes considerar la posibilidad de dejar de instalar seguridad en tu casa por tener una mascota. Esta creencia antigua te pone en riesgo a ti y a tu familia y podría ser la causa de pérdida de enseres.

La solución ante la problemática de mascotas y alarmas es la instalación de sistemas de alarmas anti mascotas. Tal vez no hayas escuchado jamás de este revolucionario sistema y te estés preguntando en este momento si realmente funcionará. La respuesta es sí. Funciona y de manera muy eficiente.

 instalación de sistemas de alarmas anti mascotas

Esta tecnología se basa principalmente en la distinguir las vibraciones o los movimientos que provienen de la normal acción de la mascota dentro de la zona protegida o el área a vigilar y los que podrían venir a consecuencia de la entrada de un intruso.

Para lograr esto, los detectores de movimiento que son instalados con los sistemas de seguridad con alarmas anti mascotas están dotados entre otras cosas con sistemas capaces de discriminar el peso del objeto que está generando el movimiento en determinada área de la propiedad.

Esto quiere decir sencillamente que la alarma está en capacidad de detectar el peso del objeto que se mueve y distinguir si se trata de la macota o de un intruso. Esto se logra gracias a la programación de discriminación que se le aplica al procesador de la alarma. A este se le indica que discrimine los movimientos que sean provenientes de una masa mayor o menor a cierta cantidad, por ejemplo 20kg.

Difícilmente la mascota excederá ese peso y difícilmente una persona que este robando el inmueble pesará menos de eso. Por esta razón, estos sistemas son efectivos contra las falsas alarmas. Al notar que los movimientos que se están generando en la zona vigilada provienen de una masa de bajo peso la alarma interpretará que se trata de la mascota y no se activará.

En el caso de pájaros, gatos y otros animales que tienen poca masa pero actividad constante también hay que hacer ajustes en la alarma. Se han dado casos en los cuales las sirenas se han activado porque el gato montado sobre un objeto más pesado ha logrado engañar a los sistemas. Sin embargo, esto es muy poco probable ya que los objetos pesados se ubican por lo general lejos de los sensores de movimiento.

 la casa en las cuales dejas a tu mascota jugando

Además tu alarma puede ser programada para ser activada por “zonas de vigilancia2 debidamente separadas. De esta manera podrás dejar desarmadas las áreas de la casa en las cuales dejas a tu mascota jugando y ten en cuenta que las mascotas también son protegidas por las alarmas así que no dudes en instalarlas en tu casa sin miedo a que se activen de manera accidental y te causen falsas alarmas.