Cuando se trata de tiendas o empresas la seguridad es cuestión de día a día. Este tipo de establecimientos suele ser blanco constante de ataques de ladrones o intrusos, por lo que evitar robos en negocios es una tarea que ya no solo ha quedado relegada a los organismos de seguridad, sino también al mismo propietario del inmueble.

 

Esta es la razón por la que la seguridad privada en la actualidad es un asunto de atención y ocupación por parte de los empresarios.

Distribuidor de Alarmas
¿Ya encontraste el sistema de alarma que se adapte a tu estilo de vida?
Comparar Precios de Alarmas

Aventurarse a invertir en una propiedad necesariamente implica también la búsqueda de alternativas que permitan garantizar el resguardo de mercancía, bienes materiales y hasta el bienestar del personal.

 

Por esta razón la seguridad privada está de alguna manera “casada” con los establecimientos comerciales y negocios.

 

Hoy en día no es suficiente la vigilancia externa. Los propietarios de negocios enfrentan la imperiosa necesidad de buscar alternativas para proteger su capital por medio de seguridad privada.

 

Así, todos los propietarios de negocios o empresas están conscientes de la necesidad que tienen de resguardarse, ante la ola creciente de delincuencia en gran parte de España.

Suena fácil pero ¿realmente lo es?

 

Sin embargo, evitar robos en negocios no siempre es fácil. En ocasiones se convierte en una tarea que, al no estar dentro de nuestra rutina de hábitos, suele costar un poco de esfuerzo y adaptación.

 

Para hacerlo, lo esencial es tener en cuenta que traerá resultados positivos. Estar conscientes de que cualquier acción que podamos emprender en pro del resguardo de nuestro bienestar nos permitirá proteger nuestro capital, garantizar nuestra mercancía y más aún, garantizar nuestra tranquilidad y estabilidad.

 

Realmente, al hablar de “evitar robos en negocios” las implicaciones podrían ser muchas. Probablemente me dirás vos que esto es algo imposible o que el solo hecho de hacer pensar que podemos “evitar” que nos pase a nosotros es algo utópico. Y si bien es cierto, la posibilidad no puede eliminarse del todo, con algunos mecanismos de seguridad al menos puede reducirse.

 

¿Si sabéis que empleando diferentes estrategias que te permitan proteger tu negocio del ataque de ladrones puedes guardar tu patrimonio de seguro lo harías no? Pues vale. De eso se trata, de comenzar a adoptar hábitos simples para prevenir robos en casas que te ayudarán a protegerte de la acción de los intrusos.

 

Instalación de seguridad electrónica

 

Es la primera recomendación cuando se trata de evitar robos en negocios, tanto en España como otras partes del mundo.

 

La tecnología de última generación aplicada a los dispositivos de seguridad electrónica permite la detección inmediata de situaciones de riesgo y además facilita la ubicación de focos de riesgo.

 

Cuando se emplean mecanismos de “prevención” es posible que se activen dispositivos electrónicos antes de que los delincuentes lleguen a ingresar en la propiedad, como por ejemplo la acción de equipos perimetrales.

 

Cuando se trata de prevenir robos en negocios, opciones que siempre deben estar sobre la mesa son: la instalación de cámaras de seguridad y circuito de video verificación, alarmas perimetrales, alarmas en puertas para detectar mercancías, alarmas nocturnas, controles de acceso, entre otros.

 

Máxima precaución al cerrar

 

La hora de cerrar los negocios es realmente un tema de preocupación, considerando que suele ser el momento en el cual los delincuentes sorprenden al propietario o al personal y logran someterlo para ingresar a la propiedad sin forzar cerraduras.

 

Este tipo de robos además se constituye en un riesgo para la persona bajo esa responsabilidad, siendo que este tipo de delitos suele ser más violento y en pocas ocasiones logra evitarse, considerando que la persona sometida es obligada a deshabilitar alarmas de seguridad.

 

De manera que, es necesario extremar las medidas de precaución a la hora de cerrar los negocios.

 

Se recomienda que sean dos o más personas las que cumplan con esta tarea de manera que se mantenga la vigilancia física. Garantizar que los dispositivos de seguridad electrónica queden habilitados antes de cerrar y tratar de “facilitar” el proceso a la hora de cumplir con el cierre, por ejemplo evitar muchas cerraduras y candados.

 

Excelente iluminación y vigilancia perimetral

 

Estás medidas nunca están de más. Es necesario mantener los alrededores de los galpones comerciales, las tiendas y los negocios muy bien iluminados, especialmente cuando el cierre del lugar se da una vez que ha caído el sol.

 

Los expertos destacan que, aunque existan dispositivos electrónicos en los negocios, idealmente se deben contar con medios de resguardo como rejas, cerraduras y buenos sistemas de iluminación.

 

Si quieres proteger tu local y prevenir robos en negocios aprovechando la seguridad electrónica, contáctanos aquí.