Decidir sobre invertir en un sistema de alarmas no es una tarea sencilla en estos tiempos de crisis económica en los que se piensa una y otra vez en que gastos incurrir, pero aquí te damos cinco razones por las cuáles no debes pensar tanto y dar este paso para mantener asegurado tú hogar o establecimiento comercial.

Disminuye posibilidad de robo o intrusión con un sistema de alarma en tu casa

 Al contar con dispositivos de seguridad que ayuden al resguardo de tu propiedad dejarás de ser el primer blanco de los ladrones o intrusos, pues se pensarán varias veces antes de cometer alguna actividad delictiva, en cambio preferirán siempre sitios que no cuenten con sistemas de alarmas o que tengan un dispositivo de seguridad de menor categoría que los aleje de ser detenidos por las autoridades.

Asimismo, los sistemas de alarma realizan doble función al alertar también ante cualquier fallo de energía y en algunos casos podría servir hasta para caso de incendio o inundación, pues el usuario puede verificar continuamente lo que pasa en la vivienda con el sistema de visión real on-line de ADT.

Mejora la operatividad de tú empresa con la seguridad de un sistema de alarma

 Al implementar el sistema de alarma en tu negocio podrás supervisar el nivel de productividad de tus empleados con el sistema de video, igualmente podrás disminuir estafas al ubicar cámaras y monitorear áreas donde se manejen clientes o transacciones financieras.

Además podrás chequear y hacer los ajustes necesarios en cuanto al tiempo ocioso y mejorar áreas vitales como atención al cliente, lo que se traducirá directamente en el retorno de tu inversión, en más productividad y dinero.

Vive más tranquilo con alarmas en tu hogar

 Viajar y monitorear lo que pasa en tu oficina vía ; estar concentrado trabajando en otra área de la casa y tener la certeza de que los niños están bien ya que no se ha encendido la señal de alerta; además de saber que el personal doméstico llegó y se fue a su hora son sólo algunos de los dolores de cabeza que te quita instalar el sistema de alarma de ADT.

Al contratar nuestro servicio, los consultores en seguridad se encargarán de explicarte los beneficios y adaptar el sistema de alarma a la medida de tus necesidades, a los precios más bajos y con el propósito de hacer tú vida más sencilla.

Otro punto que te dará tranquilidad es saber que tus empleados están seguros, mientras permanezcan a las instalaciones de tu empresa ya que los distintos sistemas de seguridad (Cámara de video, asistencia las 24 horas y detectores infrarrojos, entre otros), tienen este fin.  Finalmente, la seguridad de quienes trabajan para ti son menos problemas a los cuales responder en el futuro.

Ahorra tiempo y dinero

Optar por la instalación de un sistema en zonas residenciales o Pymes es ahorrar tiempo y dinero porque evitarás los gastos que ocasionan robos, incendios, inundaciones y fallas eléctricas desde la prevención de cualquier incidente.

Al adquirir un sistema de alarmas podrás elegir las mejores ofertas y pagar de contado o por cuotas, en caso contrario deberás reponer a precio completo los daños que deje el incidente en caso de registrarse. Nuestra ofrece una sección que incluye un estudio comparativo sobre los precios de los dispositivos ADT y los de la competencia, que confirman que ofrecemos lo mejor del mercado.

Asistencia inmediata

 El servicio de seguridad interno o las fuerzas de seguridad del Estado estarán más cerca de ti para brindarte la ayuda necesaria, ya que al emitirse una alerta a la Central Receptora de Alarmas (CRA) está contactará a la policía para atender cualquier tipo de contingencia. El servicio médico también será tu aliado, pues en caso de aviso también serán notificados con la mayor celeridad de que una emergencia médica tiene lugar en su residencia u oficina.

Otra de las opciones que permite contar con asistencia inmediata es el llavero de mando configurable que proporciona la posibilidad tener un botón de pánico, cuyo sencillo funcionamiento (presionar dos botones a la misma vez) hace que se  emita una alarma sonora en el hogar  o negocio que se envía, al mismo tiempo, a la Central Receptora de Alarmas (CRA) para tomar las acciones según sea el caso.