Sensores de seguridad

Los sensores son dispositivos de alarmas de seguridad, diseñados para combatir distintas amenazas, según la necesidad de cada persona. Son elementos con la capacidad de captar cuerpos físicos que al momento de ser detectado es transformado a variables eléctricas. Esas variables, pueden ser:

  • Intensidad de luz
  • Temperaturas
  • Aceleración
  • Inclinación
  • Fuerza
  • Presión
  • Humedad
  • Movimiento

Los señores se encuentran siempre en contacto con la variedad de acciones que se producen a su alrededor, el cual aprovecha todas sus ventajas con el objetivo de capta cada una de las señales para que esta pueda ser descifrada por otros dispositivos. Para simplificar el concepto de estos, podemos decir que los sensores de encargan de captar cualquier objeto o presencia de peligro, convirtiendo una energía en otra.

Los sensores de seguridad funcionan como los sentidos principales en nuestro hogar, debido a que gracias a ellos podemos percibir, observar, sentir u oír cualquier amenaza que se aproxime o se encuentre cerca de nuestro hogar, ofreciendo seguridad para el hogar.

Los sensores pueden ser instalados en cualquier lugar, no únicamente en las viviendas. Esos lugares pueden ser:

  • Empresas
  • Negocios
  • Industrias
  • Almacenes

Estos dispositivos de seguridad sensoriales, consta de unas descripciones muy características, como:

  • Rango de medidas
  • Exactitud
  • Precisión
  • Linealidad
  • Resolución
  • Sensibilidad
  • Respuestas rápidas

Los sensores pueden dividirse según el tipo de objetivo de protección, comencemos por definir cada uno de ellos y las características básicas.

  • Señor crepuscular: Se encarga de medir la intensidad de la luz en el ambiente y envía señales al detectar luminosidad inferior o superior, según haya sido programado previamente. Es conocido por la facilidad de programación de subida y bajada de persianas de forma automática. Igualmente, para el encendido y apagado de luces, por ejemplo, programar el encendido de luces cuando la puerta principal de la vivienda o el garaje es abierto, funcionando solo si es de noche.

Es conocido por la facilidad de programación de subida y bajada de persianas de forma automática

Este tipo de sensor permite la programación de tiempo, manejado a nuestro gusto y necesidad. Es importante que después de ser instalado, se realice una comprobación del sistema para verificar que todo funciona de manera correcta y el dispositivo detecto las amenazas las cuales queremos protegernos. Al mismo tiempo, es importante que se proteja contra las radicaciones del sol para cuidar la vida y funcionamiento del dispositivo.

  • Sensor de humo: Los sensores de humo se encargan específicamente de la detección de presencia de humo en el ambiente, enviando señales de alertas por medio de una programación del usuario, disparando distintas alertas, como señales por medio de sirenas sonoras, emitiendo alertas a través de telefonía móvil u otras avisos. De manera de colocar en marcha las distintas prevenciones ante estos incidentes de peligro.

Estos dispositivos sensoriales contra incendios, pueden ser de dos tipos:

  • Ópticos

Consta de rayos infrarrojos, conformado por un emisor y un receptor que al ocasionarse el oscurecimiento entre ambos por la presencia de humo, cualquier iluminación alcanzada por el dispositivo provocara una señal de alerta. El de tipo puntual, donde el emisor y el recepto se ubican en la misma cámara, pero separados por una pantalla, debido a que los rayos no lleguen al receptor y este pueda activar la alarma.

  • Iónico

Se encarga de captar cada una de las partículas pequeñas que por su tamaño no puede ser detectada con facilidad, por la luz. Se encuentra compuesto por una cantidad minina de radiación, la cual traspasa una cámara de aire donde encontramos los electrodos, produciendo corriente eléctrica continua.  Funciona de tal manera, que al entrar humo en la cámara del dispositivo, este reduce la ionización y la corriente eléctrica por lo que inicia la activación de las alarmas.

Como recomendación básica, es importante la instalación de estos dispositivos se encuentre en cada una de las habitaciones de la vivienda. Recordemos que una simple chispa puede producir un incendio.

ubique en áreas cercanas a fuentes de calor, debido a que podría producirse una falsa alarma.

Estos detectores contra humo, tienen como objetivo, advertir de forma rápida y eficaz, reduciendo costos y evitando daños a la propiedad. Lo sensores contra incendios, se han convertido en un mecanismo de seguridad necesario para los hogares, debido a que informar sobre fuga de gases, incendios, humo y/o fuga de combustible.

Cerciórese de la instalación de estos dispositivos, no los ubique en áreas cercanas a fuentes de calor, debido a que podría producirse una falsa alarma.

  • Contacto magnético: Son dispositivos de seguridad, los cuales producen una señal de alerta cuando son separados el uno del otro, por ejemplo cuando se abre o se cierra el circuito. Son necesarios para la detección de delincuentes, por ejemplo, se instalan en las ventanas para determinar cuándo un intruso intenta en ingreso a la vivienda por ese medio, separando los dos dispositivos de imán lo que producirá el sonido de una alarma.

Es recomendable, luego de culminar su instalación, realizar una prueba del sistema de alarmas para verificar el funcionamiento debido del mismo.